Como consecuencia de los trabajos realizados en la casa de los Morlanes en 1995, surge en el año 2000 una nueva serie de pinturas, dibujos y relieves que van a suponer una nueva lectura humanista de los relieves desarrollados en los tímpanos y estípites de esta Casa Palacio del s. XVI. Dibujos con un doble nivel de lectura, entre la imposibilidad de crear una imagen como ilusión y la inscripción gráfica de otra forma sobre ella.