Combinaciones de dos o más letras. Al animar figurativamente la escritura unimos forma e idea y desvelarnos el lenguaje como un diálogo lúdico entre letras que transforman el signo en significado.