Moldes de flores que no existen. Pintadas con los colores morados de las flores secas, se nos presentan como vacíos o ausencias de realidades convertidas en signo.