Anterior / Otro apartado

La creación de iconografías, previas a la realización de proyectos artísticos, tiene su antecedente en la obra abecedario, 1991. Se trata de 27 letras antropomorfas inicialmente destinadas a ilustrar las letras capitulares del diccionario del surrealismo, le monde du surrealisme de Gérard de Cortanze. Ed. Henri Veyrier, Paris, 1991.

A partir de los años 90, la decisión de crear una iconografía específica para cada proyecto va a caracterizar su obra y estas siluetas las encontramos en pinturas, dibujos, esculturas o proyectos arquitectónicos o literarios como una semilla de la que nacerán las obras definitivas.

Otra lectura más reciente de estas obras consiste en contemplarlas como piezas autónomas con calidades plásticas y gráficas propias y desvinculadas de los proyectos a los que dieron lugar. Todas ellas siguen la misma estructura, la del abecedario origen, 27 formas recortadas y enmarcadas en hojas de 14 x 21 cm.