Anterior / Siguiente

Un compromiso dual con la realidad, formulada  a través de los símbolos derivados  de ella. Algunos de estos símbolos, convertidos en arquetipos , están  tallados,   en el interior de las pinturas  y contribuyen con su extrañeza  a generar un nuevo  espacio  subconsciente e irreal, en el que lo más real, la forma en relieve, es lo más perturbador.